Cuando pensamos en depilación láser, es normal que la relacionemos con el verano. El calor, los baños en la playa, el uso de menos prendas de ropa… Todos son motivos por los que dejamos las piernas al aire en esa época del año. Sin embargo, no es la mejor para empezar un tratamiento de este tipo. ¿Quieres saber por qué? Desde la Clínica de la Dra. Carolina Bruzual te lo contamos.

¿Qué es la depilación láser?

Se trata de un procedimiento que utiliza un rayo concentrado de luz, comúnmente conocido como láser, para eliminar el vello no deseado. Pese a que no lo elimina de forma permanente, sí que retrasa el crecimiento del pelo. Se ha hecho muy popular en los últimos años porque se trata de un método de depilación eficiente y no demasiado doloroso.

Este sistema se adapta al tipo de piel y de vello de cada persona, por lo que es muy eficaz. Además, los resultados son visibles desde las primeras sesiones.

Pese a que puedes hacerlo en cualquier época del año, es mejor esperar a los meses de frío. Es necesario evitar la exposición a la luz del sol antes y después de la depilación láser. Por ello, esperar para hacerlo en los meses cálidos, cuando llevamos menos ropa, es más arriesgado. Si lo hacemos en otoño o invierno, disminuiremos el riesgo de quemadoras o inflamación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *