Mesoterapia facial

Durante las vacaciones de verano todo es alegría. No hay que trabajar y hay tiempo libre para disfrutar en familia o con amigos. Pero también es tiempo de desconectar en la playa, la piscina o en la montaña. Es decir, casi siempre bajo el sol.

¿Sabías que, aunque el sol aporte una gran cuota de la vitamina D que el ser humano necesita, puede ser un gran enemigo de tu piel, sobre todo tras el verano?

Se estima que el 80% de las señales de envejecimiento prematuro provienen de no haberse protegido tras haber recibido radiación solar. Y ahí es donde entra la mesoterapia facial: el tratamiento de moda que permite mejorar la piel tras el verano

¿Qué es la mesoterapia facial?

Tal y como te acabamos de contar, este es el tratamiento estrella para mejorar la piel tras el verano. Es un tratamiento de estética facial que se basa en la infiltración de una serie de nutrientes a través de unas microinyecciones.

¿Cómo se realiza este tratamiento?

La mesoterapia facial es uno de los mejores tratamientos para recuperar la piel tras el verano. Además de por no solo por ser muy efectivo, porque es muy sencillo de dosificar: su aplicación solo lleva apenas unos minutos. Más o menos una media hora.

Antes de proceder con las microinyecciones, se aplicará un tratamiento de limpieza facial intensiva para que la piel esté limpia y pueda absorber todos los nutrientes con mayor eficacia.

Tras ello, se aplicarán las inyecciones de mesoterapia facial. Suelen ser muy finas, por lo que el tratamiento apenas produce dolor. Las sustancias más habituales que se suelen infiltrar son el ácido hialurónico, diferentes tipos de antioxidantes, aminoácidos y vitaminas.

Después se produce una nueva limpieza y se aplica una mascarilla que acelera el proceso de cicatrización y listo.

Razones por las que someterse a un tratamiento de mesoterapia facial para mejorar la piel tras el verano

 

En la clínica de la Doctora Carolina Bruzual lo tenemos claro: la mesoterapia facial es el mejor tratamiento para mejorar la piel tras el verano después de que haya estado expuesta a los rayos UVA.

Y tenemos varias razones para afirmarlo:

-Aporta la hidratación necesaria en las capas internas de la piel.

-Reafirma y tonifica la piel. Es decir, que se consigue un aspecto más saludable en la piel de la cara.

-Es un procedimiento muy sencillo e indoloro, por lo que no necesita de anestesia.

-No deja ningún tipo de cicatriz en la piel y es muy poco invasivo.

-Es mucho más efectivo que cualquier crema con los mismos principios activos.

-Deja un aspecto natural en la piel.

-No requiere tiempo de recuperación.

En nuestra clínica somos de la opinión de que una piel sana lo es todo para tener un aspecto saludable y atractivo. Por eso, tras una época como el verano en la que se castiga tanto tras una exposición prolongada al sol, mejorar la piel implica someterse a un tratamiento de mesoterapia facial. Ponte en contacto con nosotros y te ofreceremos un presupuesto sin compromiso.

ácido hialurónico o botox

Ácido hialurónico o bótox. Has oído hablar de estos dos tratamientos y sabes que son muy beneficiosos para mejorar la apariencia física. Pero llega el momento en el que te animas a hacerte un tratamiento que contenga uno de estos dos elementos y no sabes cuál te conviene más. Pues si es así, no te preocupes, porque a lo largo de este artículo te vamos a contar tanto las diferencias como las similitudes de uno y otro.

¿Qué es el ácido hialurónico y qué es el bótox?

Para que puedas comprender las similitudes y las diferencias entre uno y otro, es fundamental que sepas qué es cada uno. Pues bien, el ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra en muchos tejidos del organismo, tales como los cartílagos. Y su función es la de mantener a estos tejidos en buenas condiciones.

Y el bótox es en realidad la toxina botulínica. Es un medicamento capaz de producir un determinado nivel de parálisis en donde se inyecte. De ahí que se pueda utilizar con fines estéticos.

Similitudes entre uno y otro

Lo más importante que debes de tener en cuenta sobre ambas sustancias es que, cuando te sometas a un tratamiento que lleve una de las dos, van a producir un efecto rejuvenecedor en tu piel.

Además, las dos se han de introducir en ella a través de microinyecciones. Pero eso sí, siempre suministradas por profesionales como la Dra. Carolina Bruzual.

Y otro factor muy importante que ambas tienen en común es la duración, que en este caso no es permanente. Así que una de las cosas que debes de hacer antes de inyectarte una u otra es preguntar a tu médico especialista por la duración de una y de otra.

Diferencias entre ácido hialurónico y bótox

Aunque ambas sustancias tengan alguna similitud, es importante que comprendas qué es lo que las diferencia para que puedas elegir entre inyectarte ácido hialurónico o bótox.

Como ya te hemos explicado, el bótox paraliza, mientas que el ácido hialurónico se encarga de rellenar los huecos, por lo que la manera de conseguir ese efecto rejuvenecedor es muy diferente.

Además, la duración no es la misma, ya que el promedio del ácido hialurónico suele rondar los 12 meses, mientras que los efectos del bótox suelen durar entre 6 y 9 meses.

Y otro de los factores más importantes es el lugar en el que si inyecte. Puedes utilizar cualquiera de estas sustancias en cualquier lugar de la cara. Pero está demostrado que los efectos del ácido hialurónico son más eficientes en la parte inferior de la cara y el del bótox es más efectivo en la parte superior.

También has de tener en cuenta que el bótox no es apto para embarazadas.

Ácido hialurónico o bótox: ¿cuál te conviene más?

 

Cómo ves, a la hora de optar por ácido hialurónico o bótox es importante que tengas en cuenta varios aspectos como la duración de los efectos, el lugar en el que te lo vayas a inyectar o si estás embarazada. Si aún no sabes cuál te conviene más, ponte en contacto con la clínica de la Dra. Carolina Bruzual y uno de nuestros expertos te asesorará

medicina estética facial